Los tradicionales pescados a la sal del Mar Menor


Si de cocina marinera y del litoral del Mar Menor hablamos, enseguida vendrán a nuestra mente platos y productos tan conocidos y apreciados como el caldero, las huevas de mújol, las mojamas y el famoso langostino de la mencionada laguna salada.

Algo falta. Evidente no hemos mencionado la materia prima de la gastronomía marítima: los pescados.

En el Mar Menor los hay, evidentemente, y de muy buena calidad. Debido a la peculiaridad salina de sus aguas, los pescados de la laguna, adquieren una firme textura, un potente color y un sabor con carácter.

Mar Menor Fotos Los tradicionales pescados a la sal del Mar Menor

 

Muchas son las especies que se pescan en el Mar Menor. Tal vez las más valoradas culinariamente sean la dorada, el mújol y la lubina.

Debemos imaginarnos cómo era una jornada de trabajo para los pescadores en estas aguas. Pasaban horas y horas en sus pequeñas barcas mecidas por el oleaje, entre aparejos y artes de pesca, a la espera de llenar sus redes con las esperadas capturas. No todos los días eran así de apacibles. El Mar Menor es un lago, con sus golas que regeneran el agua, pero casi cerrado y como bien sabemos estas grandes masas de agua cerradas guardan corrientes que en más de una ocasión pondrían en apuros a estos trabajadores del mar.

Pues entre tantas horas de faena, también había que buscar hueco para comer. Y comer bien. Estos pescadores-cocineros elaboraban un sencillo pero a la vez delicioso plato en sus propias embarcaciones.

Lo primero era conseguir la materia prima. Una dorada a ser posible recién sacada del agua, calidad suprema y el material más fresco. El pescado en cuestión se enterraba literalmente en sal, sin limpiar de vísceras y sin desescamar para que aportase más sabor si cabe. Se colocaba sobre una losa plana de mármol y bajo ella se encendía fuego de carbón.

El plato se iba cocinando poco a poco en este “horno salino” y bajo la suave brisa del Mar Menor. Insuperable… ¿no?

 

Fuente: Región de Murcia. Vegas, mares, montañas… Mucho más de lo que te imaginas. Ismael Galiana Romero

Sin comentarios todavía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.