La Virgen de la Fuensanta y la Feria de Septiembre en Murcia


Virgen de la Fuensanta Murcia 225x300 La Virgen de la Fuensanta y la Feria de Septiembre en MurciaLa Feria de Septiembre murciana no empieza hasta que la patrona de la ciudad, la Virgen de La Fuensanta, baja desde su Santuario hasta la Catedral.

Son cientos de murcianos los que acompañan a Nuestra Señora de la Fuensanta, en esta romería desde el monte hasta la ciudad. Previo paso por la Iglesia del Carmen, donde recibe el primer tributo entre otros por la Cofradía de la Preciosísima Sangre, “los coloraos” que procesionan cada miércoles santo.

No sabemos quien es el autor de la talla de la patrona de Murcia, talla de inspiración gótica del siglo XV. El niño que porta la patrona en el brazo izquierdo se ha atribuido a la escuela de Salzillo, incluso muchos hablan de la autoría del mismo Francisco Salzillo aunque esto no es muy probable. Entre otros expertos la imagen ha sido restaurada por el mismo Roque López en 1802.

Placa en calle Arenal Murcia1 150x150 La Virgen de la Fuensanta y la Feria de Septiembre en MurciaLa Fuensanta cuenta con 17 mantos. Estas túnicas han sido regaladas a la patrona a lo largo del tiempo por familias, particulares y asociaciones. El más antiguo que se conoce data de 1862 y fue un regalo de la Reina Isabel II cuando visitó la ciudad de Murcia. Se trata de un manto bordado en pedrería, muy deteriorado por el tiempo y que en breve será restaurado. Uno de los mantos más simbólicos fue el regalado por la ciudad de Valencia. En 1957 el río Turia inundó la capital valenciana y en Murcia se realizó una gran colecta para ayudar a la reconstrucción de las viviendas afectadas. Como agradecimiento, los valencianos regalaron un precioso manto azul bordado en oro con joyas incrustadas.

Este año la llegada a la Catedral de la Fuensanta ha sido especial para la familia Monerri. Ya que se ha descubierto una placa conmemorativa en la calle Arenal en honor a Fernando Monerri, a quien se le atribuye el mérito de salvaguardar la imagen de la patrona durante la Guerra Civil.

La imagen fue envuelta entre colchones y en un coche oficial llegó a la ciudad, donde fue ocultada en un armario de la vivienda familiar hasta 1939. Cuando terminó la guerra, se llevó la talla hasta el Palacio Almodóvar donde fue exhibida para alegría de miles de murcianos que pensaban que había sido destruida. Posteriormente fue restaurada por el escultor Sánchez Lozano.

, , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.