Fabricación de la Púrpura en la antigua Cartagena


Sabemos que los libio-fenicios pasearon por las costas murcianas, especialmente por Cartagena y Mazarrón, allá por el siglo VII a.C.

Su espíritu de comerciantes les llevó a crear numerosas factorías en nuestro litoral. Estaban por ejemplo: las explotaciones mineras de plomo y plata, la pesca a través de almadrabas, nasas y encañizadas, las fábricas de garum y salazones y algo de ganadería y agricultura para abastecer a los operarios de todas estas fábricas.

Cartagena costa Fabricación de la Púrpura en la antigua Cartagena

Costa de Cartagena, hacia Calblanque

Pero hay una explotación que no es muy conocida. Hablamos de la fabricación de púrpura. La púrpura era un elemento muy demandado en aquella época, para fabricarlo era necesario encontrar los gasterópodos (caracolas marinas) adecuados. Y las costas murcianas se definieron como un lugar propicio para la instalación de esta industria, ya que las caracolas buscadas (la murex trunculus y la púrpura hemastola) escaseaban en otros puntos del mediterráneo por su sobrexplotación.

Según la documentación clásica, a estos animalillos marinos los pillaban mediante nasas con cebo, durante el otoño e invierno. En esta época era cuando más pigmento portaban. Después lo llevaban a los centros de fabricación, donde se conservaban vivos en pequeños estanques. Cuando llegaba la hora de fabricar la púrpura, se trituraban en grandes cantidades.

Este pigmento alcanzaba exorbitantes precios en el mercado, era considerado en muchas ocasiones un color sagrado. El mismo Plinio, nos cuenta que los tejidos púrpuras de la diosa Fortuna donados por Servio Tulio, se mantuvieron durante más de 500 años.

En Cartagena han aparecido varios “concheros” cartaginenses, relacionados con la fabricación de este producto.

 

Fuente: La Región de Murcia y su Historia. Karti-Hadasti y Cartagena. Pedro Lillo Carpio

, , ,

Sin comentarios todavía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.