El Anfiteatro Romano de Cartagena que nunca veremos …


Al igual que su vecino el Teatro Romano de Cartagena, el Anfiteatro de la ciudad portuaria se sabía que existía pero había que encontrarlo.

Anfiteatro romano Cartagena El Anfiteatro Romano de Cartagena que nunca veremos ...

Como en otras ciudades de España, el Anfiteatro Romano de Cartagena se encontraba bajo el esqueleto de la plaza de toros de la localidad. Parece una herencia patrimonial esto de colocar las plazas de toros encima de sus predecesores restos romanos.

Coliseo Coliseum Cartagena El Anfiteatro Romano de Cartagena que nunca veremos ...Fue en 1967 cuando aparecieron parte de los restos tras acometer unas obras municipales. Tratándose de Cartago Nova no podía ser de otra manera: la “arena” donde se batían gladiadores y bestias era una de las más antiguas de España,  fechada a mediados del siglo I a.C.

Comienzan las excavaciones y un año más tarde se confirma la noticia: los romanos cartageneros construyeron su “coliseo” aprovechando la topografía del terreno y sobre un núcleo urbano seguramente de origen cartaginés. Utilizaron para su construcción materiales de este barrio preromano además de areniscas y rocas volcánicas de los alrededores de Cartagena que cimentaron sobre la roca natural que ofrecía el emplazamiento.

El Anfiteatro Romano de Cartagena es más grande que las ruinas que hoy podemos observar de la Plaza de Toros. Tampoco es circular como la plaza sino que tiene planta elipsoidal con un diámetro de unos 95X82 metros.

Al igual que el Coliseo de Roma, este anfiteatro se podía inundar para realizar las celebradas Naumachias: batallas de barcos. Se conserva la canalización para realizar el drenaje.

Es posible que nunca se pongan en valor los restos del Anfiteatro de Cartagena. Es posible que nunca veamos cómo era este mítico lugar… los restos del Anfiteatro Romano no se pueden excavar ya que las ruinas de la plaza de toros están declaradas Bien de Interés Comunitario.

Más historias de la milenaria y mítica ciudad de Cartagena, aquí las tienes

Plaza de Toros Cartagena

, , ,

2 Responses to El Anfiteatro Romano de Cartagena que nunca veremos …

  1. CT 5 abril, 2016 at 15:13 #

    Me gustaría corregir algunos comentarios del artículo, Lo primero el título “El Anfiteatro Romano de Cartagena que nunca veremos …”. Si que lo veremos y algunos ya lo han visto, entre los que me incluyo, de hecho ya se está proyectando su musealización. Dices también que “los restos no se pueden excavar” cuando ya han sido excavados y han salido a la luz bóvedas, muros y más elementos que muestran mejor estado de conservación de los que tenía el teatro cuando se descubrió, lo que ocurre que por falta de presupuesto para conservarlos adecuadamente fueron tapados para que no se deteriorasen. El primer párrafo del artículo dice “Al igual que su vecino el Teatro Romano de Cartagena, el Anfiteatro de la ciudad portuaria se sabía que existía pero había que encontrarlo.” A ver, del teatro no se sabia de su existencia hasta que fue descubierto por casualidad, mientras que del anfiteatro se conocía hasta su ubicación, creo que hay hasta cuadros donde aparece, ya que en el medievo el perímetro de la ciudad era mucho menor que en época romana y el anfiteatro quedó a las afueras y no se superpusieron capas de construcciones posteriores como si ocurrió en la zona del teatro.

    • MMM 5 abril, 2016 at 17:27 #

      Hola CT, muchas gracias por tu comentario y aportaciones. El titular de este post viene de otra noticia que publicamos en diciembre de 2011 = https://www.descubriendomurcia.com/nos-quedamos-sin-ver-como-era-el-anfiteatro-de-cartagena/ Por aquellas fechas se declaró BIC la plaza de toros de Cartagena, lo cual hacía imposible la excavación arqueológica.
      Por otro lado es evidente que en una ciudad romana importante como era Cartagena, se conocía de sobra la existencia de un teatro romano y hasta se sospechaba dónde estaba ubicado. Eran desconocidos datos como su tamaño, orientación, siglo de construcción… El verdadero “descubrimiento” del teatro romano fue su gran monumentalidad.
      Cuando hablamos de “encontrar” el anfiteatro romano nos referimos a sacar a la luz todo su perímetro elipsoidal que es bastante más grande que el circular de la plaza de toros.
      A la vista está que no hemos especificado bien los contenidos de este artículo. Te agradecemos tus puntualizaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.