Murcia, joya barroca en la Vega del Segura


Murcia 168x300 Murcia, joya barroca en la Vega del SeguraMurcia y su huerta son el resultado final del trabajo, duro y caprichoso, que durante siglos ha ido realizando el río Segura.

La ciudad de Murcia se encuentra enclavada en un gran valle rodeada de sierras, por el que merodea sigiloso el Segura. Pero cuando el rio va lleno y su afluente el Guadalentín hace lo propio, producen las terribles riadas que antaño, inundaban el valle de agua y ricos sedimentos. Así fue como nació la querida huerta.

Los árabes se asomaron al valle y lo vieron muy claro: “aquí nos quedamos, esta tierra vale mucho”. Algo así debieron de pensar. Al Segura lo compararon nada menos que con el Nilo (nahr Al-Abyad), pero antes de asentarse había que domar al furioso río.

Civilizaciones anteriores no habían podido vencerlo. Que se lo digan a los argáricos, iberos, romanos… y otros tantos que portaron por aquí. Tuvieron que instalarse en las faldas de las sierras, a una altura prudente. En la sierra de El Valle – Carrascoy, encontramos restos de estos pueblos por doquier.

Murcia, una ciudad de fundación árabe

Pero los árabes tenían un plan: canalizar el Segura por medio de una red de acequias. Y vaya si lo consiguieron.

El Valle Murcia 300x225 Murcia, joya barroca en la Vega del SeguraDe este modo pudieron fundar una ciudad para dominar el valle. Una ciudad amurallada y dotada de poderosos torreones que se convirtió en Reino. Un Reino que bajo el mandato del “Rey Lobo”, dominó la Península Ibérica. Esa ciudad es nuestra Murcia y no otra.

Testigos de este esplendor quedan los restos de la muralla en Verónicas y Santa Eulalia, el alcázar de Santa Clara, el estrecho y fresco callejero de los barrios de San Andrés y San Antolín y por supuesto la fortaleza de Monteagudo.

Los visitantes que lleguen a Murcia podrán ver mucho más patrimonio: los edificios del Ayuntamiento y el Palacio Episcopal, iglesias medievales como Los Pasos de Santiago o barroco por todos los rincones de la ciudad.

salzilloPero sin duda el edificio más espectacular de toda la Región de Murcia es su Catedral. Con una imponente portada barroca y una de las torres más altas de España, la Catedral de Murcia esconde innumerables historias.

Como la leyenda de la infinita cadena de la Capilla de los Vélez, la historia de los canteranos que dejaron sus marcas en la piedra o la campana de los conjuros. Muy recomendable visitar el Museo de la Catedral y subir a la torre para tener la mejor visión de Murcia y su vega.

La oferta cultural artística de la ciudad de Murcia, es grande. Por citar: los teatros Romea y Circo, los museos Arqueológico y de la Ciudad, el Casino y otras muchas más salas y espacios.

Pero no podemos dejar de destacar el Museo Salzillo. Un lugar donde descubrir la vida y obra de uno de los mejores escultores de todos los tiempos, Francisco Salzillo. En este entorno descubriremos los famosos pasos que procesionan el Viernes Santo por las calles de Murcia. Tronos que casi estuvieron a punto de perderse durante la época más negra de nuestra historia reciente.

Y esto es un poquito de lo que podemos decir de Murcia. Sería imposible escribir todo lo bueno que tiene nuestra tierra… desgraciadamente la vida es corta y tenemos que dedicarnos a otras cosas.

 

Fotos: Cadena de Los Vélez y Torre de la Catedral, Santuario Ibérico de La Luz en El Valle, procesión de Viernes Santo en Murcia.

,

Sin comentarios todavía

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.