60 años de la destrucción de los Baños Árabes de Madre de Dios


descubriendomurcia 60 años de la destrucción de los Baños Árabes de Madre de Dios“…muy céntrica y muy visitada por el turismo, que merece la culta atención de nuestros ediles: la de Madre de Dios. En esta calle como saben todos los murcianos, conocedores de la historia monumental de Murcia, están unos baños árabes, que reseñan y describen numerosas guías y tratados españoles y extranjeros. Por esta circunstancia los turistas visitan frecuentemente la expresada calle…” (1)

En junio de 1931, aquellos baños en ruinas que ocupaban unos 800 m2,  fueron declarados Monumento Histórico Artístico por el gobierno central.

En abril de 1940 el Ministerio de Educación Nacional, ordenaba que: “en el proyecto de la Gran Vía, se introduzcan las modificaciones necesarias, con objeto de que queden conservados los Baños Árabes de Madre de Dios”.

Pero no fue así. Los Baños Árabes de la calle Madre de Dios, cayeron bajo la pala, en febrero de 1953.

Otros monumentos de la ciudad de Murcia corrieron igual suerte: el Teatro del Toro, la Casa de los Celdranes, la Casa de Villacis, Casa de los Descabezados, Palacio Riquelme, la Casa Junterones, el Contraste, Casa Huerto de las Bombas y los conventos de Reparadoras, Madre de Dios y Capuchinas. Algunos de estos edificios de nuestra historia como ciudad y pueblo, desparecieron con nocturnidad y alevosía.

“… los baños árabes descubiertos en Murcia -varias salas rectángulares, cubiertas de bóvedas de medio cañón esquifadas y al fondo una estancia cuadrada con bóveda de paños sobre arcos de herradura- conjunto monumental destruido inexplicablemente al ser abierta la Gran Vía”. (2)

 



Fuentes: (1) periódico el Liberal 27 mayo 1934. Periódico La Verdad. (2) Orihuela Musulmana. Historia de la Ciudad de Orihuela. Tomo I. Juan Bautista Vilar.

, , , , , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Capítulo XIII: Bulgaria – Budaposts - 14 marzo, 2018

    […] para el centro. Por suerte, la gente en Plovdiv tiene más amor por su patrimonio que en mi ciudad natal, y la presión popular evitó en ambas ocasiones que se destruyera un barrio […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.