Una réplica de la gruta de Lourdes en Lorca


Sor Úrsula Raval, fue una Hija de la Caridad trasladada a Lorca procedente de Tarbes (Francia), hace 130 años. El triste motivo de su traslado era consumar el cierre del convento lorquino de las Hermanas de la Caridad, ya que se encontraba en la ruina económica.

Pero esta monja no estaba dispuesta a resignarse y consiguió sanear el convento y que no cerrara. De este modo se quedó en Lorca hasta el final de sus días, aquí se encontraba muy a gusto. Solo recordada con nostalgia la famosa gruta de Lourdes, a la que tanto devoción le tenía. Así que mandó construir una réplica de la gruta francesa, para lo cual contó con los planos de la Gruta de Másabielle. Incluso consiguió que le trajeran piedras originales desde Lourdes.

Sor Úrsula Raval, descansa incorrupta en la gruta que construyó en Lorca, como homenaje a la Virgen de Lourdes.

Sin comentarios todavía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.