Posidonia y algas… ¿playas sucias o limpias?


Poseidonia. Durante el verano nuestras playas se llenan de turistas y visitantes, deseosos de propinarse largos baños de sol y playa.

Como no podía ser de otra manera, a estos usuarios playeros les gusta que la arena y el agua, estén en perfectas condiciones y es común escuchar una coletilla que se repite a lo ancho y largo de nuestra geografía litoral: “la playa está sucia…”

Cuando alguien menta la famosa frase, suele referirse a que la playa y/o el agua se encuentra llena de molestas algas que dificultan el placentero baño. Pero… ¿es así? ¿la playa está sucia porque hay algas? Conozcamos algo más sobre estas algas y plantas marinas.

De entre las comunidades vegetales sumergidas hay que destacar las praderas de posidonia oceánica, consideradas como “Hábitat Prioritario” y “Hábitat de Interés”.

La posidonia solo se encuentra en el Mediterráneo y no en el Mar Menor. La podemos ver hasta los 40 metros de profundidad, siempre que sean aguas bien iluminadas. Este vegetal no es un alga sino una planta superior con flores, frutos, hojas y tallos. Los tallos de posidonia pueden vivir más de 50 años y su floración se efectúa entre octubre y junio.

Cabo Cope desde Bolnuevo Posidonia y algas... ¿playas sucias o limpias?

Su importancia de la posidonia radica en que aporta gran cantidad de nutrientes al ecosistema, retiene partículas en suspensión y mantiene de esta manera las aguas cristalinas. En las praderas de posidonia se alimentan, refugian y reproducen gran cantidad de peces, moluscos, crustáceos y otros animales.

Inexplicablemente los bañistas relacionan la presencia de la posidonia en las playas como un síntoma de suciedad, no hay nada más lejos de la realidad. La posidonia oceánica no puede crecer en aguas contaminadas y mal oxigenadas, por tanto su presencia es un excelente indicador de la buena calidad de las aguas.

Los tallos y hojas de posidonia desprendidas son arrastradas a la playa por la marea. Entre los arribazones existen multitud de invertebrados que sirven de alimento a las aves marinas. Además estos colchones de hojas protegen de la erosión a las playas amortiguando el impacto de las olas y el viento sobre la arena.

Posidonia, sus curiosidades

La posidonia florece muy pocas veces en su vida y se han estudiado casos de praderas que no han florecido en los últimos 20 años. Los tallos de posidonia crecen un centímetro por año. Se han registrado cerca de 1000 especies animales que en algún momento de su vida han estado vinculados a la posidonia. Se calcula que en un fondo marino con posidonia, mantiene tres veces más biodiversidad que otro fondo sin ella. Un metro cuadrado de pradera sana, puede producir hasta 14 litros de oxigeno por día.

 

Fuente: Guía Parque Regional salinas de San Pedro. Espacios Naturales Protegidos Región de Murcia.

Sin comentarios todavía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.