Pedro Abellán “el Peliciego”, el último bandolero de Jumilla


descubriendomurcia Pedro Abellán “el Peliciego”, el último bandolero de JumillaCuentan las crónicas que Pedro Abellán “El Peliciego”, fue el último bandolero de raza que corrió por las sierras de Jumilla y alrededores, allá por el siglo XIX.

Nacido en Jumilla, casi todas sus víctimas fueron Carabineros, a los que tenía un odio especial. No sin parte de razón…

Sus delictivas andanzas, surgieron a raíz de ser sorprendido por una pareja de carabineros, cuando llevaba una carga de sal de dudosa procedencia. Acusado de “tráfico de sal”, los carabineros le quemaron el carro y mataron a sus mulas. Demasiado castigo para tan poca falta.

El Peliciego se quedó por los alrededores y aguardó la vuelta de los agentes de la ley. Los sorprendió y les metió sendos tiros en el cuerpo.

Así dio inicio a su carrera como bandolero, corría el año 1839. Se juntó con otro de la especie: Pedro Lencina, y montaron una cuadrilla u “gavilla” con más de 30 individuos.

Ni que decir tiene, que las fuerzas del orden les tenían muchas ganas. Poco duró su odisea, solo dos años. Fue el 3 de enero de 1841, cuando el Peliciego se presentó en el sitio conocido como Setón de Moreno (Molina de Segura). Era una especie de fonda o taberna, allí cenó y después lo mataron unos sicarios.

Su muerte está documentada en el archivo de la parroquia de Santiago de Jumilla. El cura de esta iglesia, dio parte de su defunción.

Fuentes: El Peliciego: Bandolerismo y Odisea. Lorenzo Guardiola (1974). Murcia, palmo a palmo II. Crónicas de las ciudades y pueblos de la Región.

, ,

Sin comentarios todavía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.