La Vuelta como ventana al mundo para Murcia


Durante los meses de verano se han llevado a cabo y todavía continúan disputándose grandes competiciones deportivas. Tal es el caso de la 72 edición de La Vuelta a España de ciclismo que arrancará el próximo 19 de agosto en Francia, en la ciudad de Nîmes, y que culminará en la capital española casi un mes después.

Caravaca de la Cruz La Vuelta como ventana al mundo para Murcia

La 10ª etapa de la Vuelta Ciclista a España arrancará en Caravaca de la Cruz

Durante ese tiempo se llevarán a cabo 21 etapas que pasarán por diferentes puntos de la geografía del país y entre las que este año hay un hueco para Murcia. En concreto será la décima etapa la que se dispute en tierras murcianas, arrancando en la localidad de Caravaca para finalizar en Alhama de Murcia. Un total de 171Km que se disputarán tras una jornada de descanso y que llevarán a los ciclistas a pasar por diferentes poblaciones murcianas que verán como su interés turístico aumenta de manera considerable durante esos días, y es que no nos podemos olvidar que el hecho de que un acontecimiento deportivo como La Vuelta pase por aquí supone una visibilización a nivel internacional de nuestra tierra. Si tenemos en cuenta que el día anterior a la etapa en tierras murcianas es un día de descanso para los ciclistas, muchos aficionados que se desplazan para seguir a sus ídolos e incluso los propios deportistas y su equipo técnico aprovecharán esta jornada para hacer un poco de turismo y descubrir la zona y sus secretos.

Cruz Caravaca Santuario 225x300 La Vuelta como ventana al mundo para Murcia

Santuario Vera Cruz de Caravaca

Siguiendo la trayectoria que recorrerán los ciclistas, el primer pueblo a descubrir es el de la Almudena, una localidad que se remonta a la época musulmana por lo árabe de su topónimo, que en esta lengua sería al-Mudayna. Atendiendo a los vestigios encontrados en el paraje del Villar, el origen de esta pequeño y acogedor pueblo si situaría en la edad de bronce. La siguiente población sería Don Gonzalo, que cuenta con grandes rutas de senderismo como la de La Paca o la de Peña María.Lorca es sin duda la parada más importante en la primera mitad de la etapa, con un centro urbano que ostenta la categoría de conjunto histórico-artístico desde 1964. La ciudad del sol, también llamada la ciudad de los cien nombres o la ciudad de los cien escudos es un enclave en el que poder disfrutar de varios movimientos artísticos a través de sus construcciones medievales, renacentistas y barrocas. Entre todas ellas destaca la Fortaleza del Sol, un imponente castillo medieval en el que durante siglos convivieron diferentes culturas como la musulmana, la judía y la cristiana. Hoy en día este castillo cuenta con dos de las tres torres originales y funciona como espacio cultural en el que se celebran diferentes actividades. Su visita merece la pena tanto por su gran valor arquitectónico y cultural como por sus imponentes vistas.

Además de la Fortaleza del Sol, Lorca también cuenta con un gran número de yacimientos arqueológicos y diferentes construcciones de especial interés como el Porche de San Antonio, el Palacio de Guevera, el Palacio de los Condes de San Julián o la Columna Milenaria datada en la época romana.

Sierra Espuña

En la Alhama de Murcia el mayor atractivo es el parque de Sierra Espuña, uno de los más visitados. Pero no es el único, ya que al igual que Lorca, Alhama también cuenta con castillos, palacios de la época renacentista, casas nobiliarias, restos de murallas o torres defensivas. Entre las ruinas de épocas pasadas destacan las de los baños romanos que hoy en día están reconvertidas en un museo. Estas ruinas son de especial importancia porque de las aguas termales es de donde deriva el nombre de la localidad, ya que «Alhama» significa «baño termal» en árabe.

A todas estas localidades se les suma Librilla, municipio fundado en el siglo II bajo el nombre de Lymbraya que significa literalmente «Barranco de los Espectros» en relación a una rambla que ya en aquella época dividía la localidad en dos. Al igual que todos los lugares presentados anteriormente, Librilla cuenta con construcciones antiguas de gran interés turístico como la casa del Marqués de Camachos, que data del siglo XVII o la Iglesia de San Bartolomé, del XVII. También en la zona se encuentran las ruinas y los restos de diferentes asentamientos humanos, en este caso de origen árabe.

Para aquellos que sigan día a día la vuelta y se hospeden en lugares cercanos a las etapas es importante destacar que la fiesta grande de Librilla se celebra del 20 al 24 de agosto siendo el acto más llamativo el de «las pitanzas». Esta tradición, que data de la Edad Media, consiste en que desde los balcones del Ayuntamiento se lanzan miles de piezas de pan a las personas que se encuentran abajo. Sin duda, un evento de lo más curioso que vale la pena visitar.

La Vuelta parará poco en Murcia en comparación con lo mucho que tiene que ofrecer la región a nivel turístico pero está claro que los dos días en los que las ruedas de los ciclistas pisen suelo murciano (la etapa siguiente sale de Lorca para finalizar en Calar-Alto, Almería) serán dos días en los que nuestras tierras serán el centro de atención de miles de personas.

Catedral de Murcia

, ,

Sin comentarios todavía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.