Juan de La Cierva y su «fuga de cerebro»


Autogiro de la cierva 300x179 Juan de La Cierva y su fuga de cerebro

Monumento a Juan de La Cierva en Murcia

En estos tiempos difíciles en los que nos ha tocado bregar, vemos con tristeza y desánimo como muchos de nuestros jóvenes mejor preparados, tienen que hacer las maletas y emigrar a otros lares.

En busca de un trabajo, acorde con sus conocimientos, que en este país se les resiste. Es lo que hemos definido como: “fuga de cerebros”.

Pues ésta situación no es nueva. Ya la sufrió en su día, uno de los murcianos más ilustres de la Historia. Estamos hablando del inventor, Juan de La Cierva Codorniú. En 1926, el padre del Autogiro solicitó al Gobierno Español una ayuda económica para continuar con sus estudios y perfeccionar el aparato. Lo curioso es que, pese a los informes positivos que se emitieron, le fue denegada la ayuda. El inventor hubo de marcharse a Inglaterra donde lo recibieron con los brazos abiertos y donde le encargaron varios autogiros.

En la negativa del Gobierno, influyó sin duda ser hijo del archiconocido político Juan de La Cierva. Y es que en política, tarde o temprano, todo se termina pagando.

 

Fuente: Murcia en el primer tercio del siglo XX. José Antonio Ayala.

,

Sin comentarios todavía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.