Los gurullos del Valle de Ricote, un plato de Semana Santa


La Cuaresma, es un tiempo litúrgico preparatorio de la Semana Santa. La tradición cristiana, invita a los feligreses a que pongan en práctica el ayuno, la oración y la limosna.

Dentro del “ayuno”, la cuaresma cuenta con días especiales donde se realiza “abstinencia”: no comer carne. Estos días suelen ser todos los viernes de cuaresma y días importantes como Miércoles de Ceniza, Jueves y Viernes Santo.

Es en estos días, donde la gastronomía popular, inventa platos donde se aúnan la tradición religiosa y los productos de la tierra. Uno de estos platos son los gurullos del Valle Ricote.

Los gurullos son una masa de trigo seca cocida con garbanzos, bajocas y otras verduras. Además también se le pueden añadir: habichuelas blancas, trigo, acelgas, judías verdes, cebolla, tomate, pimentón e hinojo.

La tradición de los gurullos, implica compartir este plato con los vecinos del pueblo. Evidentemente, fuera de la cuaresma, lo gurullos son cocinados con otros elementos como el conejo.

Otro plato típico murciano de vigilia, es el bacalao. Que se cocina de diversas maneras, como en albóndigas o frito (tomate y cebolla).

Fuente: Antropología de la Región de Murcia. Luis Álvarez Munarriz

,

Sin comentarios todavía

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.