Emprendiendo: Cómo crear una tienda online


Emprendedores 300x169 Emprendiendo: Cómo crear una tienda onlineEmprendiendo: Cómo crear una tienda online

Recientes estudios sobre las tendencias del comercio electrónico resaltan las positivas perspectivas de este mundo virtual. En este sentido, España se situa en la cuarta posición mundial de gasto en el consumo online. Por esta razón, cada vez encontramos más emprendedores intentando desarrollar una carrera profesional en el mundo digital.

Tanto si tienes un negocio físico como si quieres empezar de cero, crear una tienda online o una aplicación web es una opción de negocio viable. Normalmente, este tipo de comercios se pueden poner en marcha con una inversión menor que un negocio tradicional. Un ejemplo sería la web desarrollada por el emprendedor murciano que nos permite compartir un barco a un bajo coste. Si te gustaría empezar a emprender pero todavía no sabes cómo, estos son los principales pasos a seguir para poner en marcha un proyecto online:

Diseño del plan de negocio

La fase inicial de cualquier negocio, tanto offline como online, comprende una estudiada planificación del mismo. En esta se incluyen un estudio de mercado y de la competencia. Asimismo, es esencial perfilar la idea, escoger un modelo de negocio adecuado y buscar proveedores de los productos que has decido vender.

Creación de la marca: comprar dominios

Una vez tienes el boceto de tu negocio hecho, necesitas un nombre, tu marca. En el mundo online esto se traduce en el nombre de tu dominio. Existen dos posibilidades a la hora de comprar dominios, escoger un nombre de marca, algo «inventado» que sirva para hacer branding, o usar palabras claves para posicionarte en tu sector del mercado.

Es probable que el nombre que has elegido ya haya sido registrado por alguien. Para comprar dominios puedes usar servicios como este, que además de servicios de hosting te proporcionan nombres alternativos libres que están relacionados con la búsqueda que has realizado. Ten en cuenta cuando vayas escoger tu dominio, que la terminación .com es la más adecuada para un negocio online y que cuanto más sencillo y fácil de recordar sea el nombre de dominio, mejor.

Se recomienda registrar varios dominios parecidos a tu nombre original con errores tipográficos u ortográficos y que estos sean redirigidos al dominio principal. De este modo, no perderás usuarios despistados y evitarás que la competencia registre un nombre similar al tuyo.

Desarrollo tecnológico

Si tu presupuesto no es muy elevado, contratar a un desarrollador y a un diseñador gráfico está fuera de tu alcance. Pero eso no tiene que ser impedimento para tener una tienda profesional. Existen softwares libres con los que montar una tienda se convierte en una tarea sencilla, Prestashop, Oscommerce o Magento, son algunos de ellos. A la hora de escoger un diseño, escoge una plantilla con diseño que se adapte a las pantallas de los dispositivos móviles.

Elección de los sistemas de pago y envíos

Ofrecer a tus clientes todos los medios de pagos que sean posible ayuda a ganar credibilidad y a no perder oportunidades de ventas. El pago contra reembolso y pasarelas de pago como Paypal son imprescindibles para usuarios que no quieren introducir los datos de sus tarjetas. Además su instalación es muy sencilla.

El método de envío de los pedidos más adecuado dependerá del tipo de producto que vayamos a enviar (peso, fragilidad…) y al destino. Las empresas más usadas para este tipo de envíos en España son SEUR, Nacex, MRW, Correos o DHL. Compara precios y tarifas antes de decidirte por alguna ya que los gastos de envío influyen mucho en las ventas.

Desarrollo de un plan de marketing

Presencia activa en todas las redes sociales, creación de newsletters, descripciones de producto atractivas y un blog en el que publicar contenido fresco te ayudarán no sólo a posicionarte mejor en los rankings de los principales buscadores, sino también fidelizar clientes y a desmarcarte de la competencia.

Sin comentarios todavía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.